Página Principal Dibujo y Diseño CAD Servicios PeruCAD Descargas Noticias acerca del CAD, CAM, CAE
Historias de vida 2
 

E-mail

PeruCAD Website
Este Site se vé mejor con:
IE 5 con 800x600x24 bits
Diseñado por:
Copyright© PeruCAD

WebSite Peruano
Lima - Perú

Caja llena de besos | Un niño en el gran cañón | Con tantos años | Algo tarde |Un hombre muy triste | El Alpinista |¿Amamos de verdad? | El perrito | La vanidad humana | Oir música | El amigo de Mark | ¿Cómo es la gente...? | Las manos que dan | Que pase el tren | El hombre y el mundo | Amigos...

CAJA LLENA DE BESOS

La historia va así: hace ya un tiempo, un hombre castigo su pequeña niña de 3 años por desperdiciar un rollo de papel de envoltura dorado. El dinero era escaso en esos días por lo que exploto en furia, cuando vio a la niña tratando de envolver una caja para ponerla debajo del árbol de navidad.mas sin embargo la niña le llevo el regalo a su padre la siguiente mañana y dijo: " Esto es para ti, Papito ", El se sintió avergonzado de su reacción de furia. pero este volvió a explotar cuando vio que la caja estaba vacía. Le volvió a gritar diciendo: " Que no sabes que cuando das un regalo alguien se supone que debe haber algo adentro "
La pequeñita volteo hacia arriba con lagrimas en los ojos y dijo, " Oh, Papito, no esta vacía, Yo sople besos adentro de la caja, Todos para ti, Papi. "El Padre se sintió morir; Puso sus brazos alrededor de su niña y le suplico que lo perdonara.
Se ha dicho que el hombre guardo esa caja dorada cerca de su cama por años y siempre que se sentía derrumbado. El tomaba de la caja un beso imaginario y recordaba el amor que su niña había puesto ahí. En una forma muy sensible, cada uno de nosotros humanos hemos recibido un recipiente dorado, lleno de amor incondicional y besos de nuestros hijos, amigos familia o de Dios.
Nadie podría tener una propiedad o posesión mas hermosa que esta.

Regresar

 

ALGO TARDE

Había una vez... Un muchacho que nació con cáncer.
Un cáncer que no tenia cura. 17 años y podía morir en cualquier momento.
Siempre vivió en su casa, bajo el cuidado de su madre. Ya estaba cansado y decidió salir solo por una vez. Le pidió permiso a su madre y ella acepto. Caminando por su cuadra vio muchas tiendas. Al pasar por una tienda de música; al ver el aparador, noto la presencia de una muchacha de su edad.
!Amor a primera vista!!!!!!!! Abrió la puerta y entró sin mirar nada que no fuera ella. Acercándose poco a poco, llegó al mostrador donde se encontraba. Lo miro y le dijo sonriente:
"Te puedo ayudar en algo?". Mientras Èl pensaba que era la sonrisa más hermosa que había visto en toda su vida.
Sintió el deseo de besarla en ese mismo instante. Tartamudeando le dijo: " Si, eeehhh, uuhhh...me gustaría comprar un CD". Sin pensar; tomó el primero que vio y le dio el dinero.
- "¿Quieres que te lo envuelva?"- Preguntó la joven,sonriendo de nuevo. ...el respondió que sí moviendo la cabeza; y ella fue al almacén para volver con el paquete envuelto Y entregárselo....
Lo tomó y salió de la tienda. Se fue a su casa, y desde ese día en adelante visitó la tienda todos los días para comprar un CD. Siempre se los envolvía la joven, para luego llevárselos a su casa y meterlos al closet.
El era muy tímido para invitarla a salir y; aunque trataba, no podía. Su mamá se enteró de esto e intentó animarlo a que se atreviera a invitara a salir, así que al siguiente día se armó de coraje y se dirigió a la tienda. Como todos los días compró otra vez un CD; y como siempre, ella se fue atrás
para envolverlo....El tomó el CD; y mientras ella no estaba, rápidamente dejó su teléfono en el mostrador y salió corriendo de la tienda.

Ring!!!!! Ring!!!!!!! Su mamá contesto:
"¿Diga?".
*Era la muchacha!, Preguntó por su hijo; y la madre, comenzo a llorar:.."
- Murió ayer" Le dijo.
Hubo un silencio prolongado, cortado por los lamentos de su madre.
Mas tarde; la mamá entró en el cuarto de su hijo para recordarlo. Abrió el closet. En vez de la ropa, lo primero que encontró eran un montón de CDS envueltos. Ni uno estaba abierto. Tomó
uno y se sentó sobre la cama para verlo; al abrirlo... un pedazo de papel salió de la caja plastica.
Decía: hola!!, Quieres salir conmigo?". TQM... Sofía.
Al ver esto, la madre empezó a abrir uno y otro, y en cada CD había un papel,igual...
Así es la vida, no esperes demasiado para decirle a ese alguien especial lo que sientes. Díselo hoy. Mañana puede ser muy tarde.!!!
No tiene nada de malo decirle a un(a) amigo(a) que lo(a) estimas

Regresar

UN NIÑO EN EL GRAN CAÑÓN

Cuentan que una vez un niño fué llevado por su padre al Gran Cañón, en Arizona. Estando dentro en lo profundo el lugar en niño gritó: "Tonto!", y el eco resonó: "tonto...tonto...tonto...". El niño volvió a gritar: "Necio!", y el eco resonó: "necio...necio...necio...", ya exaltado y enojado el niño gritó "Estúpido!" y nuevamente el eco resonó: "estúpido, estúpido...estúpido". El niño se soltó a llorar en su enojo y se abrazó a su padre. Este le dijo: "No tienes por qué llorar. Escucha:" y el padre gritó: "Amigo!", y el eco resonó: "amigo...amigo...amigo". Luego gritó: "te quiero!" y el eco resonó: "te quiero...te quiero...te quiero". ¿Ves? El te trata como tú le tratas.
Muchas veces culpamos a los demás por tratarnos mal o con indiferencia, cuando en verdad es solamente el eco de lo que nosotros hemos hecho. La vida es hermosa si la tratamos bien, es por eso que vemos muchas personas amargadas, tristes y solas, pues lo que hacen es renegar todo el tiempo, quejándose de todo. De la misma forma hay muchas personas que viven felices y tranquilas, agradeciendo a Dios por los inmensos regalos de la vida, la salud, la familia o el trabajo.
Haz la prueba en esta semana, no reniegues, no te enojes, no maltrates, y verás que la vida misma te responde de la misma manera, y podrás sentir en tu vida al mismo Dios hablándote.

Regresar

UN HOMBRE TRISTE, MUY TRISTE
(una parabola para nuestros tiempos)

Habia una vez un muchacho que vivia en una casa grande sobre una colina. Amaba a los perros y a los caballos, los autos deportivos y la musica. Trepaba a los arboles e iba a nadar, jugaba al futbol y admiraba a las chicas guapas. De no ser porque debia limpiar y ordenar su habitacion, su vida era agradable.
Un dia el joven le dijo a Dios:
- He estado pensando y ya se que quiero para mi cuando sea mayor.
- Que es lo que deseas? - le pregunto Dios.
- Quiero vivir en una mansion con un gran porche y un jardin en la parte de atras, y tener dos perros San Bernardo. Deseo casarme con una mujer alta, muy hermosa y buena, que tenga una larga cabellera negra y ojos azules, que toque la guitarra y cante con voz alta y clara. Quiero tres hijos varones, fuertes, para jugar con ellos al futbol. Cuando crezcan, uno sera un gran cientifico, otro sera politico y el menor sera un atleta profesional. Quiero ser un aventurero que surque los vastos oceanos, que escale altas montanas y que rescate personas. Y quiero conducir un Ferrari rojo, y nunca tener que limpiar y ordenar mi casa"
- Es un sueno agradable - dijo Dios-. Quiero que seas feliz.
Un dia, cuando jugaba al futbol, el chico se lastimó una rodilla. Después de eso ya no pudo escalar altas montanas,grandes, y mucho menos surcar los vastos oceanos. Asi ni siquiera trepar arboles que estudio mercadotecnia y puso unnegocio de articulos medicos. Se caso con una muchacha que era muy hermosa y buena, y queuna larga cabellera negra. Pero era de corta estatura, no alta, y tenia tenia ojos castanos, no azules. No sabia tocar la guitarra, ni cantar. Pero preparaba deliciosas comidas chinas, y pintaba magnificos cuadros de aves sazonadas con exoticas especias A causa de su negocio, el hombre vivia en la ciudad, en un apartamento situado en lo alto de un elevado edificio, desde el que se dominaba el oceano azul y las cintilantes luces de la urbe. No contaba espacio para dos San Bernardo, pero el dueno de un gato esponjado.
Tenia tres hijas, todas muy hermosas. La mas joven, que debia usar silla de ruedas, era la mas agraciada. Las tres querian mucho a su padre. No jugaban al futbol con el, pero a veces iban al parque y correteaban lanzando un disco de plastico... Excepto la pequeña, que se sentaba bajo un arbol y rasgueaba su guitarra, entonando canciones encantadoras e inolvidables.
Nuestro personaje ganaba suficiente dinero para vivir con comodidad, pero no conducia un Ferrari rojo. En ocasiones tenia que recoger cosas, incluso cosas que no eran suyas, y ponerlas en su lugar. Despues de todo, tenia tres hijas.
Y entonces el hombre se desperto una mañana y recordóo su viejo sueño.
- Estoy muy triste - le confio a su mejor amigo.
- ¿Por que? - quiso saber este.
- Porque una vez soñe que me casaría con una mujer alta, de cabello negro y ojos azules, que sabria tocar la guitarra y cantar. Mi esposa no toca ni canta, tiene los ojos castaños y no es muy alta.
- Tu esposa es muy hermosa y buena - respondio su amigo-. Crea cuadros maravillosos y sabe cocinar delicias. (Pero el hombre no lo escuchaba).
- Estoy muy triste - le confesó a su esposa un dia.
- ¿Por que? - inquirió su mujer.
- Porque una vez soñe que viviria en una mansion con porche y un jardin en la parte de atras, y que tendria dos San Bernardo. En lugar de eso, vivo en un apartamento en el piso 47.
- Nuestro apartamento es comodo y podemos ver el oceano desde el sillon de la sala - repuso ella. Tenemos amor, pinturas de aves y un gato esponjado... por no mencionar a nuestras tres hermosas hijas. (Pero el hombre no la escuchaba).
- Estoy muy triste - le dijo en otra ocasion a su psicoterapeuta.
- ¿Por que razon? - pregunto el especialista.
- Porque una vez soñé que era un gran aventurero. En vez de ello, son un empresario calvo, con la rodilla lesionada.
- Los articulos medicos que usted vende han salvado muchas vidas - le hizo notar el analista.
Pero el hombre no lo escuchaba.
Asi que el terapeuta le cobro 110 dolares y lo mando a casa.
- Estoy muy triste - le dijo a su contador.
- ¿Por que? - indago este.
- Porque una vez soñé que conduciria un Ferrari rojo y que nunca tendria que ordenar mis cosas. En vez de ello, utilizo el transporte publico, y a veces tengo que ocuparme de los quehaceres.
- Usted viste trajes de calidad, come en buenos restaurantes y ha viajado por todo Europa - senalo el contador. (Pero el hombre no le escuchaba).
El profesional le cobró 100 dolares de todos modos. Soñaba con un Ferrari rojo para si mismo.
- Estoy muy triste - le comunico a su ministro.
- ¿Por que? - le pregunto, compasivo, el religioso.
- Porque una vez soñé que tendria tres hijos varones: un gran cientifico, un politico y un atleta profesional. Ahora tengo tres hijas y la menor ni siquiera puede caminar.
- Pero todas son hermosas e inteligentes - afirmo el ministro. Te quieren mucho y ademas, han sabido aprovechar la vida: una es enfermera, otra es pintora, y la mas joven da clases de
musica a los ninos. (Pero el hombre no escuchaba)
. Se puso tan melancolico que enfermó de gravedad. Yacia postrado en una blanca habitacion del hospital, rodeado de enfermeras con albos uniformes. Varios cables y mangueras conectaban su cuerpo a maquinas parpadeantes que alguna vez el mismo le habia vendido al hospital.
Estaba triste, muy triste. Su familia, sus amigos y su ministro se reunian alrededor de su cama. Ellos tambien estaban profundamente afligidos. Solo su terapeuta y su contador seguian felices.
Y sucedio que una noche, cuando todos se habian ido a casa, salvo las enfermeras, el hombre le dijo a Dios:
- ¿Recuerdas cuando era joven y te hablé de las cosas que deseaba?
- Si. Fue un sueño maravilloso - asintió Dios.
- ¿Por qué no me otorgaste todo eso? - inquirió el hombre.
- Pude haberlo hecho - respondio Dios-. Pero quise sorprenderte con cosas que no habias sonado. Supongo que has reparado en lo que te he concedido: una esposa hermosa y buena, un buen negocio, un lugar agradable para vivir, tres adorables hijas. Es uno de los mejores paquetes que he preparado...
- Si - lo interrumpio el hombre- pero yo crei que me darias lo que realmente deseaba.
- Y yo pensé que tu me darias lo que yo quería - repuso Dios.
- ¿Y qué es lo que tu deseabas? - quiso saber el hombre. Nunca se le habia ocurrido que Dios necesitara algo.
- Queria que fueras feliz con lo que te habia dado - explico Dios.
El hombre se quedo despierto toda la noche, pensando. Por fin decidió soñar un sueno nuevo, un sueño que deseaba haber tenido años atras. Decidio sonar que lo que mas anhelaba era precisamente lo que ya tenia.
Y el hombre se alivió y vivio feliz en el piso 47, disfrutando de las hermosas voces de sus hijas, de los profundos ojos castanos de su esposa y de las bellisimas pinturas de aves de esta. Y por las noches contemplaba el oceano y miraba con satisfaccion las cintilantes luces de la ciudad, una a una.

Regresar

EL ALPINISTA

Cuentan que un alpinista, desesperado por conquistar el Aconcagua, inicio su travesia, despues de años de preparacion, pero queria la gloria para el solo, por lo tanto subio sin companeros.
Empezó a subir y se le fue haciendo tarde, y mas tarde, y no se preparo para acampar, sino que decidio seguir subiendo decidido a llegar a la cima. Pronto obscurecio.....
La noche cayo con gran pesadez en la altura de la montaña, ya no se podia ver absolutamente nada. Todo era negro, cero visibilidad, no habia luna y las estrellas eran cubiertas por las nubes.
Subiendo por un acantilado, a solo 100 metros de la cima, se resbaló y se desplomó por los aires....caia a una velocidad vertiginosa, solo podia ver veloces manchas mas oscuras que pasaban en la misma oscuridad y la terrible sensacion de ser succionado por la gravedad.
Seguia cayendo...y en esos angustiantes momentos, le pasaran por su mente todos sus gratos y no tan gratos momentos de su vida, el pensaba que iba a morir, mas sin embargo, de repente sintio un tiron muy fuerte que casi lo parte en dos...?SI!, como todo alpinisa experimentado, habia clavado estacas de seguridad con candados a una larguisima soga que lo amarraba de la cintura. En esos momentos de quietud, suspendido por los aires, no le quedo mas que gritar: "AYUDAME, DIOS MIO", "AYUDAME DIOS MIO"... De repente una voz grave y profunda de los cielos le contesto? "QUE QUIERES QUE HAGA?" "Salvame, Dios mio" "REALMENTE CREES QUE TE PUEDA SALVAR?" --"Por supuesto, Dios mio" "ENTONCES CORTA LA CUERDA QUE TE SOSTIENE..."
Hubo un momento de silencio y quietud. El hombre se aferro mas a la cuerda y reflexiono...
Cuenta el equipo de rescate que al otro dia encontro colgado a un alpinista congelado, muerto, agarrado con fuerza, con las manos a una cuerda... A DOS METROS DEL SUELO...

Y tu. ?Que tan confiado estas de esa cuerda? ?Porque no la sueltas?
Yo te digo que el Senor tiene grandes y maravillosas cosas para ti.
Corta la cuerda, y simplemente, confia en El.

Regresar

CON TANTOS AÑOS

-A los 100 años de edad Tesichi Igarish subió el monte Fuji en Japón.
-A los 100 Martha Willie una indígena norteamericana del estado de la Florida, se convirtió al cristianismo.
-A los 97, Erwin Jaskulski es el campeón mundial de carreras cortas entre las personas de edad avanzada.
-A los 94 años Leopoldo Stokowski firmó un contrato para grabar por los próximos seis años.
-A los 90, Eamon de Valera fungió como presidente de Irlanda.
-A los 90, Arturo Rubenstein y Pablo Casals todavía presentaban sus conciertos ante multitudes.
-A los 84, Alejandro Graham Bell inventó el teléfono.
-A los 67, Leo Tolstoy aprendió a correr bicicleta.
---
Mira, no se qué edad tengas. Pero hay un dicho que dice "Viejos los cerros!
....y sin embargo reberdecen". La vida no se termina hasta que se termina.
En algún momento de nuestas vidas todos pensamos en nuestra vejez, pero
depende de nosotros el cuan viejos nos sintamos o actuamos. El día que dejes
de ver la vida con ojos de ilusión y corazón dispuesto, sin importar la
edad que tengas....ese día estás viejo.
Disfruta tu presente, vive tu día y siempre hazlo de esa manera pues así
nunca vas a dejar de sentirte joven, pues la juventud es ver la vida con esperanza.

Regresar

¿CÓMO PODEMOS ESTAR SEGUROS DE QUE AMAMOS DE VERDAD A ALGUIEN?

La experiencia nos enseña, a veces dolorosamente, que en este terreno no siempre se ven las cosas claras. Si no se está seguro de si mismo o de los propios sentimientos no es posible recurrir a pruebas o signos tangibles. Esto explica porque el amor no es una idea que se pueda definir o un fenómeno material que se pueda medir: el amor es el resultado de una decisión. Y por tanto, tomando una frase de San Buenaventura: “El amor es la medida del amor y su criterio es el amor“. A pesar de todo, existen algunos trucos “prácticos” aunque no exhaustivos:
¿Amo a mi amigo/a a quien amo o lo que me gusta es el amor que siento por él/ella?
A veces podemos estar tan inmersos en nuestros sentimientos amorosos que podemos dejar de prestar atención al otro...
Por eso, la pregunta adecuada no debería ser “¿le amo? “ sino “¿deseo amarle?“, puesto que el amor no es tanto un sentimiento sino una decisión, una elección, un “querer amar“.
Finalmente, no olvidemos que el amor es una relación... ¡entre dos personas! Sólo se puede hablar de amor si es recíproco. El mejor medio de verificarlo es, pues, preguntárselo (¡en la ocasión adecuada y con tacto!) a quien es objeto de tan profundos sentimientos...
Testimonio :
Cuando conocí a Francisco, aprendí primero a descubrirle como amigo, sin imaginar ni por un momento que pudiera convertirse en mi marido. De lo que me acuerdo, es de que yo le encontraba distinto de los demás: más simpático, más abierto, es decir, mejor que los otros, sin saber muy bien por qué. Después, a medida que nos fuimos viendo más, tuve la certeza interior de que era “él“. Cada vez me sentía más libre: podía ser yo misma, mostrarme tal como era sin tener la impresión de ser juzgada. Creo que hay una dimensión de verdad en el amor. No se trata de aparentar delante del otro, de esforzarse por agradarle y adaptarse a su personalidad a costa de la propia y a cualquier precio.
Cuando encontramos nuestra “media naranja“, nos invade también una sensación de seguridad que surge de esa certeza interior. Con Francisco, me sentía capaz de fundar una familia. A pesar de algunas dificultades de adaptación debidas a nuestros distintos temperamentos, yo experimentaba una profunda paz. Nuestro noviazgo no fue un camino de rosas, hecho que demuestra lo necesario que es este periodo, pero la certeza interior no nos abandonó nunca y tras cinco años de matrimonio aún sigue viva.

Regresar

LA VANIDAD HUMANA

Se cuenta de Don Pedro II, emperador del Brasil, que compadecido de ver tantos pobres enfermos que andaban tirados por las calles, o morían abandonados en míseras casuchas, formó el propósito de levantar en Río de Janeiro un gran hospital para poder dar cabida a todo necesitado: para esto acudió a los buenos sentimientos de su pueblo. Pero el pueblo no respondió al llamamiento como él esperaba y los ricos se hicieron de oído sordo.
¿Qué hizo entonces el monarca? Conociendo los deseos de los ricos plebeyos en acceder a un título nobiliario, mandó proclamar un pregón en el cuál se invitaba a todos los que aportaran una cantidad considerable de dinero, para fines benéficos, serían condecorados por el Emperador con títulos nobiliarios de marqueses, duques y condes según fuese la cantidad del donativo. Además todos los oferentes serían homenajeados en una gran placa de mármol en el frontispicio del nuevo hospital de beneficencia.
Pronto se llenó la lista, y el levantar el hospital fue ya cosa de poco tiempo. El día de su inauguración, fue grande la expectación por ver la gran placa de mármol cubierta en terciopelo rojo, colocada en la parte central del frontispicio. Cuando Don Pedro develó la placa, todo el pueblo pudo leer estas palabras en letras de oro:
“Vanitas Humana, miseriae humanae” que traducida del latín significa:
“La vanidad humana a la miseria humana”
Tomado de “Salió el Sembrador”
P. John B. Lehmann

Don Pedro II le dio una gran lección de humildad a su pueblo cuando colocó esa placa en el Hospital de Río de Janeiro, en el fondo estaba, con cierta ironía, recordándoles las palabras que el mismo Jesús le dio a la multitud en el Sermón de la Montaña:
“Por eso, cuando des limosna, no lo publiques como lo hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles para que la gente hable bien de ellos. Les aseguro que con eso ya tienen su recompensa. Cuando tú ayudes a los necesitados, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha.
Hazlo en secreto. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu recompensa”
Tendremos que preguntarnos ¿qué es lo que realmente esperamos cuando damos limosna y ayudamos a alguien? ¿Será que solo nos interesa ayudar cuando esperamos algo a cambio? ¿Es que buscamos la aprobación de alguien?. Si es así, esa será nuestra recompensa. Pero como lo decía el mismo Jesucristo, que cuando ayudamos a alguien que no nos lo puede retribuir o devolver, entonces será nuestro Padre Celestial quien nos recompensará...

Regresar

EL PERRITO

Una pareja de jóvenes tenia varios años de casados y nunca pudieron tener hijos. Para no sentirse solos, compraron un cachorro pastor alemán y lo amaron como si fuera su propio hijo. El cachorro creció hasta convertirse en un grande y hermoso perro; salvó en mas de una ocasión a la pareja de ser atacada por ladrones. Siempre fue muy fiel, quería y defendía a sus dueños contra cualquier peligro.
Luego de siete años de tener al perro, la pareja logró tener el hijo tan ansiado. La pareja estaba muy contenta con su nuevo hijo y disminuyeron las atenciones que tenían con el perro. Este se sintió relegado y comenzó a sentir celos del bebé y ya no era el perro cariñoso y fiel que tuvieron durante siete años.
Un día la pareja dejo al bebé plácidamente durmiendo en la cuna y fueron a la terraza a preparar una carne asada. Cuál no fue su sorpresa cuando se dirigían al cuarto del bebé y ven al perro en el pasillo con la boca ensangrentada, moviéndoles la cola. El dueño del perro penso lo peor, sacó un arma que llevaba y en el acto mató al perro. Corre al cuarto del bebe y encuentra una gran serpiente degollada. El dueño comienza a llorar y exclama: he matado a mi perro fiel!!!

¿Cuántas veces hemos juzgado injustamente a las personas? Lo que es peor, las juzgamos y condenamos sin investigar a que se debe su comportamiento, cuáles son sus pensamientos y sentimientos. Muchas veces las cosas no son tan malas como parecen, sino todo lo contrario. La próxima vez que nos sintamos tentados a juzgar y condenar a alguien recordemos la historia del perro fiel, así aprenderemos a no levantar falsos contra una persona hasta el punto de dañar su imagen ante los demás.

Regresar

OIR Y ESCUCHAR

..... Pero por desgracia, frecuéntente ni siquiera oímos lo que el otro está diciendo.......

Una pareja celebraba sus bodas de oro, y estuvieron todo el día de fiesta, celebrando
con cantidad de familiares y amigos que acudieron a felicitarle. Por eso se sintieron aliviados
cuando, al anochecer, pudieron quedarse solos en el porche contemplando la puesta de sol
y descansando del ajetreo de todo el día.
En un determinado momento, el anciano se quedó mirando afectuosamente a su mujer y le dijo:
Querida estoy orgulloso de ti.
¿Que has dicho ? pregunto la anciana. Ya sabes que soy un poco dura de oído. Habla más alto - estoy orgulloso de ti -
Me parece muy lógico, dijo ella con un gesto despectivo, También yo estoy harta de ti
La perfecta escucha consiste en escuchar no tanto a los demás cuanto a uno mismo.
La perfecta visión consiste en mirar no tanto a los demás cuanto a uno mismo.
Por que nunca comprenderán a los demás quienes no se han escuchado a sí mismo;
ni podrán ver la realidad de los demás quienes no se han explorado a sí mismo.
El perfecto oyente te escucha aunque no digas nada.
La mujer, contesta a su marido que estaba absorto en el periódico:`No necesitas tomarte la molestia de seguir gruñendo: "Si querida" "no querida" Hace diez minutos que he dejado de hablar.

Regresar

¿CÓMO ES LA GENTE POR AQUÍ?

Un joven recién llegado a un pueblo preguntó a un anciano que estaba
con su nieto: "Cómo es la gente que vive aquí?".
El anciano le respondió con otra pregunta:
¿Cómo es la gente del lugar de donde vienes?
El joven le dijo: "Muy egoísta, envidiosa y vengativa"
El viejo replicó..."Pues esa misma gente encontrarás aquí"
Más tarde llegó otro joven que hizo la misma pregunta que el anterior:
El anciano le hizo la misma pregunta: ¿Cómo es la gente del lugar de
donde vienes? El joven le contestó: "Confiable, amable, justa, y con
mucho amor para los demás..."
A lo que el anciano contesta: "¡Pues esa misma gente es la que
encontrarás aquí!"
El nieto del anciano preguntó entonces:
"¿Por que has dicho eso abuelo?"
A lo que su abuelito le respondió:
"Cada cual, crea su ambiente externo con lo que sale del interior de
su corazón, y por su forma de percibir las cosas..."

De esta historia se puede extraer una gran enseñanza:
"Encuentras lo que buscas". Muchas personas se quejan de que los
tratan mal, que en este mundo no hay personas buenas, que no se puede
confiar en nadie. Y sin embargo muchas otras dicen que todos los
tratan bien, que en el mundo hay personas buenas, y que se puede
confiar en los demás si se les da la oportunidad.
¿Por que sucede esto? Pues bien, todo depende de la forma en que
mires a los demás, pues si buscas sus errores, eso verás; sin
embargo, si buscas sus virtudes... ¡Eso verás!

Regresar

EL AMIGO DE MARK

Un día, Mark iba caminando de regreso de la escuela y se dirigía a su
casa. Al poco rato de caminar se dio cuenta de que el chico que iba
delante de el se había tropezado y había tirado unos libros, dos
sueters, un bate y guante de baseball y una pequeña grabadora que
llevaba cargando. Mark se acercó y lo ayudó a pararse y a recoger
las cosas que había tirado. Como se dirigían por el mismo rumbo,
Mark le ayudó a cargar parte de las cosas. Mientras caminaban, Mark
descubrió que aquel chico se llamaba Bill y que amaba los juegos de
video, el baseball y la historia y que además estaba teniendo muchos
problemas con sus otras materias de la escuela y para acabar, había
terminado con su novia. Primero llegaron a la casa de Bill y Mark fue
invitado a pasar y tomar un refresco mientras veían TV.
Pasaron la tarde muy a gusto entre risas y pequeñas charlas. Después,
Mark se fue a su casa. Ellos continuaron viéndose en la escuela:
Almorzaban juntos dos o tres veces a la semana y ambos se graduaron de
la secundaria. Mas adelante terminaron en la misma preparatoria en
donde seguían teniendo contacto pero en forma mas esporádica.
Finalmente llego el momento tan esperado de terminar la prepa y tres
semanas antes de la graduación, Bill le pregunto a Mark si podían
hablar. Bill le recordó el día en que se conocieron tantos años atrás.
"Alguna vez te preguntaste por que iba cargando tantas cosas ese día?
Le pregunto Bill... Verás, yo había limpiado mi locker porque no quería
dejar ningún relajo para nadie más. Había tomado las pastillas para
dormir de mi mamá e iba camino a casa para suicidarme. Pero después de
haber pasado la tarde juntos hablando y riéndonos, me di cuenta que si
me mataba, me hubiese perdido esos momentos y tantos otros que podían
haber seguido. Como puedes ver, Mark, cuando tu recogiste aquellos
libros hiciste mucho más, salvaste mi Vida.
"Cada pequeño saludo, cada pequeña sonrisa, cada mano que damos ayuda
a salvar un corazón herido".

Con este mensaje te queremos decir que TU eres especial.
Hay un milagro llamado AMISTAD que se abriga en el corazón.
No sabes como ocurre o como es que comienza, pero sabes que es algo
especial que te levanta y es cuando te das cuenta que la AMISTAD es
uno de los regalos mas preciosos de DIOS!!!

Regresar

EL HOMBRE Y EL MUNDO

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo,
estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos. Pasaba días
en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.
Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo
a trabajar. El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al
niño que fuese a jugar a otro lugar. Viendo que era imposible sacarlo,
el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer
su atención. De repente se encontró con una revista en donde venía el
mapa del mundo ¡Justo lo que precisaba!. Con unas tijeras recortó el
mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a
su hijo diciendo: "Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el
mundo todo roto, para que lo repares sin ayuda de nadie".
Entonces calculó que al pequeño le llevaría días componer el mapa,
pero no fue así. Pasadas algunas horas, escuchó la voz del niño que
lo llamaba calmadamente. "Papá, ya hice todo, conseguí terminarlo".
Al principio el padre no dio crédito a las palabras del niño. Pensó
que sería imposible que, a su edad, hubiera conseguido recomponer un
mapa que jamás había visto antes. Desconfiado, el científico levantó
la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo
digno de un niño. Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los
pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares.
¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?
-Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lograste armarlo?
-Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de
la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de
un hombre. Asi que di vuelta a los recortes y comencé a recomponer al
hombre, que sí sabía como era. Cuando conseguí arreglar al hombre, di
vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo...
> Esta reflexión nos confirma aquella idea de que "si yo cambiara,
cambiaría el mundo". Sé de tal manera y vive una vida tal, que si
todos los hombres fueran como tú y vivieran como tú, nuestro mundo
sería un paraíso terrenal.

Regresar

LAS MANOS QUE DAN

Casi no la había visto. Era una señora anciana con el auto varado en el
camino. El día estaba frío, lluvioso y gris. Alberto se pudo dar cuenta
que la anciana necesitaba ayuda. Estacionó su vetusto Pontiac delante
del mercedes de la anciana, aún estaba tosiendo cuando se le acercó.
Aunque con una sonrisa nerviosa en el rostro, se dio cuenta que la
anciana estaba preocupada. Nadie se había detenido desde hacía más de
una hora, cuando se detuvo en aquella transitada carretera. Realmente,
para la anciana, ese hombre que se aproximaba no tenía muy buen aspecto,
podría tratarse de un delincuente. Mas no había nada por hacer, estaba
a su merced. Se veía pobre y hambriento.
Alberto pudo percibir como se sentía. Su rostro reflejaba cierto temor.
Así que se adelantó a tomar la iniciativa en el diálogo. "Aquí vengo
para ayudarla señora. Entre a su vehículo que estará protegida del clima.
Mi nombre es Alberto". Gracias a Dios sólo se trataba de un neumático
bajo, pero para la anciana trataba de una situación difícil. Alberto se
metió bajo el carro buscando un lugar donde poner la gata y en la
maniobra se lastimó varias veces los nudillos. Estaba apretando las
últimas tuercas, cuando la señora bajó la ventana y comenzó a dialogar
con él. Le contó de donde venía; que tan solo estaba de paso por allí,
y que no sabía como agradecerle. Alberto sonreía mientras cerraba el
baúl del guardando las herramientas. Le preguntó cuanto le debía, pues
cualquier suma sería correcta dadas las circunstancias, pues pensaba
las cosas terribles que le hubiese pasado de no contar con la gentileza
de Alberto. Él no había pensado en dinero. Esto no se trataba de ningún
trabajo para él. Ayudar a alguien en necesidad era la mejor forma de
pagar por las veces que a él, a su vez, lo habían ayudado cuando se
encontraba en situaciones similares. Alberto estaba acostumbrado a vivir
así. Le dijo a la anciana que si quería pagarle, la mejor manera de
hacerlo sería que la próxima vez que viera a alguien en necesidad y
estuviera a su alcance el poder asistirla, lo hiciera de manera
desinteresada y entonces... "tan solo piense en mí", agregó despidiéndose.
Alberto esperó hasta que el auto se fuera. Había sido un día frío, gris y
depresivo, pero se sintió bien en terminarlo de esa forma, estas eran las
cosas que más satisfacción le traían. Entró en su coche y se fue.

Unos kilómetros más adelante la señora divisó una pequeña cafetería.
Pensó que sería bueno quitarse el frío con una taza de café caliente
antes de continuar el último tramo de su viaje. Se trataba de un pequeño
lugar un poco desvencijado. Por fuera había dos bombas viejas de
combustible que no se había usado en años. Al entrar se fijó en la
escena interior. La caja registradora se parecía a aquellas de cuerda
que había usado en su juventud. Una cortés camarera se le acercó y le
extendió una toalla de papel para que se secara el cabello, mojado por
la lluvia. Tenía un rostro agradable con una hermosa sonrisa. Aquel tipo
de sonrisa que no se borra aunque estuviera muchas horas de pie.
La anciana notó que la camarera estaría de ocho meses de dulce espera.
Y sin embargo esto no le hacía cambiar su simpática actitud. Pensó en
cómo, gente que tiene tan poco, pueda ser tan generosa con los extraños.
Entonces se acordó de Alberto. Luego de terminar su café caliente y su
comida, le alcanzó a la camarera el precio de la cuenta con un billete
de 100 dólares. Cuando la muchacha regresó con el cambio constató que la
señora se había ido. Pretendió alcanzarla. Al correr hacía la puerta vió
en la mesa algo escrito en una servilleta de papel al lado de otros
cuatro billetes de 100 dólares. Los ojos se le llenaron de lágrimas
cuando leyó la nota: "No me debes nada, yo estuve una vez como tú estás.
Alguien me ayudó como hoy te estoy ayudando a ti. Si quieres pagarme,
esto es lo que puedes hacer: No dejes de asistir y ser bendición a otros
como hoy lo hago contigo. Continúa dando de tu amor y no permitas que
esta cadena de bendiciones se rompa". Aunque había mesas que limpiar y
azucareras que llenar, aquél día se le fue volando. Esa noche, ya en su
casa, mientras la camarera entraba sigilosamente en su cama, para no
despertar a su agotado esposo que debía levantarse muy temprano, pensó
en lo que la anciana había hecho con ella...
¿Cómo conocería las necesidades que tenía con su esposo, y los problemas
económicos que estaban pasando, máxime ahora con la llegada del bebé?.
Era consciente de cuan preocupado estaba su esposo por todo esto.
Se acercó suavemente hacía él, para no despertarlo, mientras lo besaba
tiernamente, y le susurró al oído:
"Todo va a estar bien, te amo... Alberto"

Regresar

QUE PASE EL TREN

En Oklahoma, vivia Jonathan Griffi con su familia, pero después de un
tiempo de estar batallando porque no había ya que comer, y ver el campo
que se negaba a producir tras una fuerte sequía, finalmente decidió irse
junto con su familia en busca de mejores lugares. Asi fue como llegó a
Missouri, donde consiguió el empleo de operador del puente elevadizo del
rio Misisippi; su trabajo consistía en elevarlo para que pasaran las
grandes embarcaciones navieras y bajarlo para que cruzara el ferrocarril.
Un jueves, llevó a su único hijo Jonathan de ocho años, y emocionado, le
enseñaba el lugar donde trabajaba, la maquinaria... En esos momentos,
tuvo que levantar el puente porque se aproximaba un gran navío, y tomando
a su hijo, caminaron sobre el puente. Mientras el comentaba historias
sobre viajes a lugares distantes, de repente escuchó el silbato de la
locomotora, mirando su reloj, comprendió que se había olvidado del paso
del tren, corrio con desesperación a accionar la palanca, para que
bajara el puente, pero se detuvo: Vió con amargura que su hijo había
caído entre los engranajes del levadizo y estaba atorado...
Pensó "Si acciono la palanca, mi hijo morirá desecho por los engranes,
y si voy a rescatarlo, sé que lo libraré, pero entonces los más de 400
pasajeros que van en el tren morirán..." No tenía tiempo más que para
una sola decisión... Volvio a escuchar el silbato del tren... con todo
el dolor de su corazón accionó la palanca...
Desesperado y totalmente dolido salió y le grito a los pasajeros:
"¡¡¡He sacrificado a mi hijo, para que ustedes vivan!!!"
Los pasajeros posiblemente ni siquiera lo escucharon, continuando su
camino.
Es necesario que el mundo sepa que Dios dio a su hijo para que nosotros
vivieramos, y escuchen el mensaje y no continuen de largo como los
pasajeros del tren que iban indiferentes a lo que había pasado.

Regresar

AMIGOS...

* Si tuviera millones de amigos le pediría a cada uno, una moneda y
sería millonario.
* Si tuviera 500 mil amigos, les pediría tomarnos de manos para unir el
país.
* Si tuviera 200 mil amigos, fundaría una cuidad donde todo el mundo se
saludara con una sonrisa.
* Si tuviera 25 mil amigos, la empresa de teléfonos me cortaría la línea
cada vez que cumpliera años.
* Si tuviera 6 mil amigos, me gustaría ser padrino de 6 mil niños.
* Si tuviera mil amigos, tendría mil manos para mi solo.
* Si tuviera 365 amigos, pasaría cada día del año con uno de ellos.
* Si tuviera 100 amigos, tendría cada día cien consejos.
* Si tuviera 10 amigos, mi madre tendría 10 hijos mas.
* Si tuviera 4 amigos, tendría aseguradas cuatro manos que cargaran mi
ataúd.
* Si tuviera 2 amigos, sería 2 veces mas feliz.
* Pero si tuviera un solo amigo, no necesitaría tener mas.
Hay quienes quieren tener un millón de amigos, cuando cada uno solo de
ellos vale millones..."

Regresar

Ir al InicioPágina Principal de PeruCAD

Copyright © 2003 - Percy Ramos

| Inicio | Dibujo CAD | Servicios | Impresión 3D | Descargas | Multimedia | NotiCADs | Contacto |